+34 957 86 00 60 / Fax: 957 86 00 66 icalucena@icalucena.com

Publicado el 07/07/2021

El sector jurídico ve la transformación digital y la tecnología como fundamentales para lograr mejores resultados, incluyendo mejores servicios, productividad, eficiencia y rendimiento.

Así se refleja en ‘El abogado del futuro 2021: Más allá de la pandemia’ de Wolters Kluwer Legal & Regulatory, una encuesta realizada a partir de entrevistas con 700 abogados en bufetes, departamentos jurídicos y empresas de servicios comerciales en Estados Unidos y nueve países europeos –Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Italia, Francia, España, Polonia, Bélgica y Hungría–. La encuesta se realizó del 4 al 18 de marzo de 2021.

El objetivo de este informe es examinar cómo las expectativas de los clientes, la tecnología y otros factores, incluida la pandemia, están afectando al futuro del derecho en todas las áreas centrales y la forma en que las organizaciones jurídicas están preparadas para abordarlas.

El estudio revela la importancia creciente de la tecnología jurídica, así lo señalaron un 77% de los encuestados. En este contexto, solo un 33% de los profesionales cree que su organización está muy preparada para esta tendencia.

Y es que, después de un año marcado por la pandemia de Covid-19 los abogados han visto que las tendencias a las que ya se estaban enfrentando se aceleraban. A pesar de todo, muy pocos estaban preparados para ello.

Esto revela que las organizaciones pueden reforzar aún más las capacidades que necesitan para satisfacer los crecientes desafíos a los que se enfrentan.

De acuerdo con Íñigo Sagardoy, presidente ejecutivo de Sagardoy Abogados, «la pandemia ha acelerado algunos cambios en los despachos de abogados, tales como la innovación tecnológica y un sistema híbrido de trabajo (teletrabajo/trabajo presencial). Igualmente, ha cambiado la forma de interactuar co los clientes, más virtualidad y menos presencialidad».

Más que nunca, los departamentos jurídicos corporativos tienen previsto que sus despachos de abogados aprovechen la tecnología para incrementar la eficiencia y la productividad.

Las soluciones tecnológicas son cada vez más importantes como medios para lograr esto, tanto dentro de los departamentos jurídicos, como en las empresas con las que trabajan.

Así, dentro de 3 años, el 91% de los departamentos jurídicos pedirán a los despachos de abogados que describan la tecnología que usan para ser más productivos y eficientes.

Hoy en día, solo el 32% de los despachos de abogados dice que está muy dispuesto a utilizar la tecnología para ser más productivo.

En este sentido, Sagardoy apuesta con claridad por la Inteligencia Artificial. «Va a tener un gran impacto en todo lo relacionado con el litigio, para poder comprender las decisiones judiciales, las tendencias y los resultados. También en materia de contratación».

La pandemia intensificó las presiones sobre los departamentos jurídicos, ya que tienen que abordar cargas de trabajo más elevadas y presupuestos más reducidos.

Los departamentos jurídicos dicen que sus principales retos son la automatización de las tareas rutinarias y aprovechamiento de la tecnología en los procesos de trabajo, reducir o controlar los costes jurídicos externos y gestionar las crecientes exigencias del departamento jurídico corporativo.

Para ayudar a superar estos desafíos, los departamentos jurídicos planean aumentar su inversión en tecnología en un 84% y afirman que harán un mayor uso de la tecnología para mejorar la productividad en el futuro.

También se contempla mayor colaboración y transparencia entre los despachos y los clientes (80%), mayor énfasis en la innovación (78%) y mayor utilización de los acuerdos alternativos de honorarios (78%).

 

Cambios esperados en los despachos de abogados

 

La mayoría de los despachos de abogados esperan cambios en la forma en que prestan servicios en el futuro. Los despachos anticipan cambios en las áreas de la práctica, la tecnología, las relaciones con los clientes y el personal.

Los principales cambios que los despachos de abogados esperan incluyen: una mayor especialización de los servicios jurídicos prestados (82%),  un mayor uso de la tecnología para mejorar la productividad (81%) y un mayor énfasis en la innovación 78%.

Si bien muchos despachos han tenido que hacer frente a una mayor presión financiera como resultado de la pandemia, siguen viendo la tecnología como una inversión importante en relación con su capacidad futura para prosperar.

Los despachos de abogados son cada vez más conscientes del impacto de las tecnologías de transformación: Big Data y analítica predictiva, aprendizaje automático, inteligencia artificial y automatización robótica de procesos.

 

Los líderes tecnológicos continúan superando a otras organizaciones

 

La creciente importancia de la tecnología jurídica es una de las principales tendencias que según los abogados está afectando a sus organizaciones.

Si bien la mayoría de las organizaciones reconocen esto, no todas están aprovechando plenamente la tecnología para respaldar el rendimiento y la continuidad del negocio, así como la ventaja competitiva para su organización y clientes.

La encuesta refleja que los que ya aprovechaban completamente la tecnología estaban mejor preparados para apoyar a los clientes de forma remota cuando comenzó la pandemia.

Los líderes tecnológicos continúan superando a otras organizaciones. Al salir de la pandemia mundial, los líderes tecnológicos mostraron claramente la razón por la que invertir en la tecnología adecuada es clave para un mayor rendimiento.

A pesar de la pandemia, un número significativamente mayor de despachos de abogados líderes en tecnología (47%) vieron como se incrementaba la rentabilidad, a diferencia de los despachos en transición (28%) o los despachos rezagados (13%).

 

Fuente: Confilegal

https://confilegal.com/20210707-la-transformacion-digital-y-la-tecnologia-claves-en-la-abogacia-del-futuro-para-ofrecer-mejores-servicios/